sábado, 12 de noviembre de 2011

Los guaraníes

CARACTERISTICAS DE LOS GUARANIES

Costumbres
·  Acostumbraban al cola yuta: sin vestidos.
·  Las mujeres usaron taparrabos llamados tanga.
·  Más adelante, con la conquista, se impuso el tipoy, una especie de camisola sin mangas con dos aberturas laterales para pasar los brazos.
·  Hombres y mujeres se pintaron el cuerpo, por lo general para la guerra, para galantear, etc.
·  Los varones usaron plumas en la cabeza, brazos y tobillos.
· Obedecían a un cacique que ascendía hereditariamente.
· Eran polígamos, pero como era obligación dar todas las comodidades a las mujeres, sólo ejercían los más acaudalados. 


Viviendas

Al ser sedentarios podían construir casas comunitarias hechas con troncos y hojas y en ella habitaban varias familias relacionadas. Las aldeas se formaban con 4 y hasta 8 casas, y se rodeaban con empalizadas.

En las regiones guaraníes del norte, las casas eran más pequeñas, cilíndricas y con paredes de barro y paja.

Características laborales 

Existen dos formas en las que los MBY'A se contratan para prestar servicios:

1- El trabajo individual que puede desempeñar cada individuo en la sociedad, de peón rural.
2- La otra forma es cuando todo el grupo resulta contratado para el cumplimiento de una labor general actuando en ése caso el líder en calidad de encargado para recibir el dinero y luego distribuir entre las distintas familias nucleares que constituyen el grupo.
Dichas prestaciones de servicios están impuestas por el mercado, son los varones adultos los que tienen mayores oportunidades en las tareas agrícolas ocasionales (changas durante las cosechas).
Guerreros
Usaron arco, flecha y macanas. Los arcos eran gigantes, llegaron a medir hasta 2 metros de largo. Las flechas de guerra eran de huesos humanos. Usaron para sus viajes grandes canoas.

Religión

Eran monoteístas y su dios fue Tubá, creador de todo lo existente. También fueron animistas, o sea que el mundo de los vivos estaba rodeado por espíritus buenos o malos que aparecían bajo formas humanas o animales.
Chaman o sacerdote: es el chamán un sacerdote dotado de poderes sobrenaturales, que tiene el poder de hacer llover, adivino, profeta,  hechicero, sabio, médico, jefe espiritual de la comunidad y director de danzas y ceremonias. El poder del chamán es muy grande, entra en comunicación con los espíritus buenos y malos y defiende a su comunidad contra aquellos que son malos.
Actualmente, las tribus amazónicas siguen considerando al chamán como una fuente de respeto y poder.
Los cadáveres eran depositados en grandes tinajas de barro; luego ponían sus efectos personales y al final la cerraban con un plato y enterraban la urna.
La religión de los guaraníes actuales puede ser definida como inspiración sacra mentalizada en el canto y la danza dirigida por el cacique o líder.
La religión guaraní, que todavía perdura entre algunas personas, es muy elaborada y se basa en una cantidad de mitos, muchos de los cuales se transmiten en forma de cantos sagrados. Cuentan la historia de la creación de la Tierra; el origen de los animales, las plantas, los hombres, la organización social, y las andanzas de los dioses.
Los guaraníes creen en un dios creador (cuyo nombre varía según los grupos), que inventó el lenguajemujer. A su vez, estas parejas de dioses tuvieron hijos que también fueron dioses. humano, hizo la Tierra y dio vida a cuatro dioses principales que completarían su creación: el fuego, el de la primavera y el rocío, el del sol y el trueno y las lluvias, cada uno con su
Creen también un Paraíso y una Tierra Sin Mal, un lugar donde no existe la enfermedad, la muerte ni el sufrimiento (hicieron larguísimas migraciones por la selva buscando esa tierra).
Tienen una gran cantidad de bailes y canciones religiosas para dirigirse a los dioses, y rezos individuales que hacen quienes buscan la perfección del alma
Los guaraníes creen en la vida después de la muerte, por ello proveen al muerto de lo que necesitaría en la otra vida.
Culto a los muertos: para los guaraníes el espíritu de los antepasados y de los héroes míticos están siempre vivos en el seno de la comunidad, no solo simbólicamente, sino realmente habitan en los adornos que los representan; existen relaciones muy estrechas y continuas entre la comunidad de los vivos y la de los muertos, que se manifiesta en la ayuda mutua, los muertos los proveen de alimentos, les enviaban la lluvia, velan por su bienestar y los estimulaban en la guerra, en cambio éstos, aparte de los ritos, ofrendas y vengar a los muertos en honor a ellos celebraban una gran fiesta anual.


LA VIDA DE LOS GUARANIES CUANDO LLEGARON LOS JESUITAS

Los jesuítas tienen una linda pero trágica historia en común con el pueblo guaraní. La conquista del lado suratlántico de América, de la región del Río de la Plata, fue una empresa lenta que se enfrentó a indígenas medianamente belicosos pero que se intentó innumerables veces más por una falta de organización en las empresas (demasiado individuales y fantasiosas) que por una resistencia poderosa de los pueblos indios; de hecho no se tuvo que enfrentar a ninguna civilización organizada sino a relativamente pacíficos guaraníeslos guaraníes eran la población más numerosa de toda América del Sur a la llegada de los españoles (eran más numerosos que el pueblo inca), pero estaba tan poco civilizada y preparada para las guerras que los españoles una vez organizados la colonizaron muy rápidamente. Juan de Garay fundó Buenos Aires y Juan de Ayolas, Asunción. Remontar y colonizar el Río de la Plata hasta sus orígenes les tomó más de cien años, en una tarea iniciada por Pedro de Mendoza. diseminados en todo el norte de la Argentina, el sur de Brasil, incluyendo al Paraguay y al Uruguay;
Los guaraníes no tenían entre ellos ni costumbres, ni tradiciones, ni religión comunes, pero sí en cambio, el fuerte nexo del lenguaje y del tipo racial: más bien bajo, bien proporcionado, de ojos achinados y piel “morena pálida”. Poseían una agricultura rudimentaria, viviendo sobretodo de la caza y la pesca, en chozas, aunque muy amantes de los desplazamientos. El padre tenía derecho de vida y de muerte sobre la mujer y los hijos, al igual que el cacique de cada tribu, con poderes absolutos, hasta que algún otro lo desplazara. Tenían una religión sin altares, ni culto, ni ofrendas: la clase sacerdotal no existía, tampoco tenían guías espirituales ni médicos. La única curación conocida era la de chupar la herida simuladamente. Los guaraníes eran bastante pacíficos: sólo en caso de necesidad extrema tomaban las armas contra los vecinos, no eran antropófagos bélicos, pero si comían (de vez en cuando) carne cruda. Dos características más: tienen una lengua armoniosa, y adoraban a las aves. Por todo esto se los calificó tiempo atrás como los "buenos salvajes" de Sudamérica, "les bons sauvages".
 
Los jesuitas fueron llegando al atravesar la cordillera, instalándose primero en Salta y luego en el Río de la Plata, pero sobretodo en el Paraguay, donde se hallaba reunida la mayor concentración de guaraníes y con quienes mantuvieron una larga y muy bella amistad, quizás por alguna afinidad común. Establecieron misiones, construyeron escuelas e iglesias, primero para los hijos de los colonos y luego para los indígenas, que asistían con inusitado entusiasmo. Con el pasar de los años los jesuitas se convirtieron en sus defensores, reclamando públicamente el término de la esclavitud sobre los indios y su libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada